sábado

Y el mundo clavado al piso

("Luz por la ventana", fotografía de Brookei)





Despierto. Fumo un cigarrillo y comienza el día. Las luces empiezan a llenar la habitación y el café humea en la taza, solitaria sobre la mesa. Y el sol entra, despedido desde el cielo por un haz que atraviesa mis cortinas y se cuela en medio de ellas clavándose como una estaca transparente. Y el vapor, el humo, el tiempo no puede y no debe más que pasar a través de ese haz, de forma inexplicablemente translúcida, que corta el aire y el humo y el vapor y mis cortinas estrellándose en el suelo, sosteniendo el tiempo al suelo.
Despierto.
Termino el café y el cigarro. Y el haz desaparece. El mundo vuelve a correr; ya no está detenido por un haz dorado enterrado en el suelo de mi habitación.

jueves

Ex supra

("Alturas", fotografia de miradas)





Desde la altura
grito:

qué quieres de mí


qué quieres de estas manos




estas manos llenas de ti


inquietas al tocarte

al correr desbocadas

por cada pliegue


cada curva

cada centímetro




qué quieres de mí

qué quieres de mis labios

cuando cortan el aire

se plantan en los tuyos

se derriten sobre tu rostro

tu espalda y tu cuello?




qué quieres de mí


qué quieres de mis restos


que se agitan y bailan

con los tuyos


vibrando en un ritmo furioso?




Y en el silencio de lo alto

la mudez del viento

mensajero invisible

se lleva mis preguntas

en una onda sónica

atravesando el concreto

la gente, sus calles, las ropas, las miradas




mi voz, mis palabras


mi hambre

cae sobre ti


cubriéndote la piel
desde arriba