lunes

Lamentación

("Lamento", cuadro de Fernando Unda)



Ay de mí
corazón desolado
que se esmera
en recogerse del suelo

Ay de mí
alma partida
que no deja
de zurcirse el agujero


Ve mi pena
ojos de manantial
roto como odre viejo
reventado por el agua

Palma de mi mano:
tantea el abismo rasgado
de mi pecho vacio
de sangre herrumbrosa


Sostén mi humanidad,
piernas rotas
y pies desgarrados
por vidrios y frio

Ay de mí
y de la pena
que mastico hoy
con vinagre amargo

Ay de mí
desventura ingrata
maldición helada
que me despedaza

Ay de mí
sueño esquivo
vida inclemente
muerte acechante

Encuéntrame aquí
donde mi sombra cae
y mi cuerpo yace
cubierto de cenizas

Teje mi mortaja
cierra mis ojos
acúname en madera
y devuélveme al polvo

Y al final
llora conmigo
recuérdalo todo
y repite conmigo
ay de mí