domingo

5 y diez

("Cinco", Témpera de Oscar Villán (2005))



Lo quinto son tus ojos

mirándome profundos



Lo sexto es tu boca

deshaciéndose y explotando

sobre mi carne




Lo séptimo es

nuestro sexo que arde, incendia




Lo octavo es nuestro sueño

nubes y algodón




Lo noveno es despertar

con el alma entumecida




y lo décimo es nuestro acabar

profundo, inmenso, incomensurable