martes

Canción protesta



Las piedras nos gritan
los adoquines lloran
silban cuando van volando
golpean los fósiles detrás de la piel

[las esquinas no existen]

lastiman
con sus bofetadas sólidas

las piedras se han hecho violentas
reclaman su naturaleza salvaje
al impulsarse en el vacío.

Los palos marchan
y los papeles nos escriben,
taladran las murallas pintadas
vuelan rotando sobre nuestras cabezas

el origami parlanchín
el helicóptero aullando
muestra sus ropas entintadas de sangre
te escupen sus comas, tildes y acentos
te gritan a los ojos
y te cincela la nuca.

La lanza del palo
la lanza sin punta

[los hijos de las casas de los campamentos]

el estandarte del pobre
de los desarmados
disparan sus astillas
y les dan cabezazos
apretándose los nudos
haciendo más corto
el vacío entre la madera y la vena.

Y las consignas flotan
avanzan con el gentío
la marea sónica

los timbres son un sólo viento

te lame la [lengua] oreja
[pero no te mancha]

se mete debajo de las faldas
abre tus cortinas.

El grito es un ladrillo invisible.

5 comentarios:

·Cínica· dijo...

¡Me encanta!

Paz · dijo...

si!

Mujer de agua dijo...

hermosososososo

Sol dijo...

Y nadie entiende nada
:(

masquelaweaita dijo...

Hola estimadísimo, me acordé de ti no sé a pito de qué, en realidad leía mi blog con nostalgia y tus siempre útiles comentarios y decidí pasarme. Sigues escribiendo como los grandes