lunes


(Detalle del cuadro "Tea cup", de Jackson Pollock)


Te amo.

Ridículo suena al nombrarlo de boca
de quien no tiene ni dientes

para masticar el dolor de tanto pensar
en dónde estás.

Te extraño.

Absurdo es el querer recordarte
con el beso que no fue

que se quema en la comisura
de mi boca
y que no se quita con nada.

Te deseo.

Yo ni eso puedo hacer
porque tu cuerpo dibujado sobre mí

se lo lleva la marea de a poco
enviada por la duda

a desteñirme el corazón.

¿Me queda algo?

Solo te.

En una taza me lo bebo
para pasar el nudo de la soga.

6 comentarios:

Elisabeta dijo...

Desgarrador sentimiento...no creo que el té pueda paliar esa sensación, hermosas letras.Un besote :)

valesca dijo...

MMMMMM........ojalà esta vida fuera una Poesia, y màs aùn una antipoesia, para que todos pudieramos reir de tanta mierda que hay en este planeta.
ahora recièn actualizandome, pero brurdamente porque no tengo mucho tiempo pa pensar en mi.
mucho power""!!!!!!
que ya queda menos!!!!!!
shauuuuu!!!!

Alberto Espejel dijo...

yo creo que el texto es una gota de pintura que derrama el cuadro, por eso da la impresión que el poema se desprende caída abajo, antes de estrellarse y perderse, nos regala ese tintineo palabrístico

columnista...

valesca dijo...

estamos en las mismas?¿?¿, al parecer SÌ!!!!!, pero bueh queda cada vez menos, lamentablemente siento que se agota todo en muy poco tiempo, y yo me veo màs hundida, mmmmmm, tengo miedo a los lamentos.
CUIDATE, y mucha GARRA!!!!!!!!!
JEJEJEJ, shau!

Raúl y Consuelo dijo...

pero de qué era el té?

tila
negro
boldo
manzanilla
limón
menta
canela
verde
maracuyá
fresas

mi novia y yo compartimos un blog, te invitamos a él

Glauca dijo...

Con un sabor entre amargo y dulzón me deja tan bello poema en el que supiste armonizar los sentimientos con las sensaciones...
Me gustó!

;) chao