lunes

Hasta cuando...


Lunes, 10 y media...

Para empezar la semana, nada mejor que no querer que sea lunes. Yo, por lo menos, odio ese día porque me carga tener que levantarme tan temprano para ir a una simple clase y despues... ¡nada! Me costó mucho levantarme y más aún sabiendo lo imposible: que igual hay que hacerlo. Pero la razón de hoy para postear es más sencilla que hablar de que me cargan los lunes y que la clase de las 8 es una misma mierda. La verdad, estoy aquí para hablar de que, me han desplazado. Si, desplazado porque, una
amiga me dijo lo siguiente: "Mira yo se que no entiendes nada, que todo esto es muy extraño pero no me siento bien y he decidido alejarme del mundo, de verdad no estoy bien y me gustaria que respetaras mi decicion es algo dificil para mi y se que mucho mas para la gente que mira de afuera, pero es lo mejor que puedo hacer desconectarme por un tiempo de todo... Te agradeceria que no me buscaras por ningun medio, cuando me sienta bien lo sabrás de verdad, pero por favor no me busques, te lo pido como un favor. Necesito desconectarme de todo y de todos. Tambien te pido que no me contestes este mail, solo leelo y ya . Gracias por entender."

¿Qué esperan que entienda? No entiendo nada. Me dejó pagando. Me dice una cuestión y al final, no me dice nada. Se que no está bien, que quiere alejarse; pero, ¿por qué, qué la lleva a eso? Si un amigo está como las pelotas, el mínimo deber de él es ayudarlo. Es básico. Si no, los amigos son una simple compañía y un mero estar. O sea... en estos momentos, estoy más preocupado, y no me resigno a que tenga que abandonarla a su suerte. ¡Por qué chucha no puedo hacer nada! Me carga esa impotencia. Pero, no se. Tal vez, a lo mejor sea lo necesario. Por algo las cosas pasan. Soy un convencido de ello. Me ha sucedido tantas veces, que yo soy un fiel creyente de que las cosas no pasan en vano o porque el destino confabula. Las cosas pasan porque tienen que pasar.
Otro comentario, y un punto aparte respecto del problema anterior, es que hoy, llega mi hermana a Santiago. asi que andaré cortito estos días: que "vamos pa' allá", "compremos esto", "te falta esto otro", "tienes desordenado", "deja de fumar en la pieza"... Control. Odio el control. Me escapé en cierta forma del brazo opresor de mi hermana para venirme aqui a Santiago. Y ya con el tiempo, mi hermana se fus suavizando hasta que ya la venganza por haberle robado su sitial de importancia al momento de nacer. Mi hermana es la única mujer de los cuatro hermanos que somos. Asi que, pueden comprender hasta qué punto mi hermana es una consentida. Volvamos al punto. Mi hermana viene hoy, y hay que aprovechar, porque si bien ella me jode mucho la existencia, aca es un amor. Asi que, mientras esté así, no problem.
Ya, me tengo que ir. Pase de mierda que me tiene todo apurado. Que hay que ir al banco, que hay que hacer fila, que hay que pagar (que es lo que más dolor me da) y más encima, que hay que
¡¡¡¡VOLVER A LA U!!!!




¡Hasta cuando el mismo gueveito de nuevo!


atte:
Juan Pablo

1 comentario:

chinita_pitufina dijo...

no la presiones, déjala caminar sola pero síguela de cerca. Acaso se deja a un niño solo cuando empieza a caminar?. Si tropieza, ofrécele tu ayuda y dale tu mano, cuantas veces sea necesario. Si se acerca al hoyo, adviértele. Si insiste en lanzarse, suéltala, o caerás con ella y nadie podrá darle la mano a ella cuando quiera salir.

eso de que las mujeres decimos que no cuando es si es... COMPLETAMENTE CIERTO. una contradicción enorme, no quiero verte pero abrázame fuerte. Pobres hombres tener que aguantarnos...

Saludos!
gracias por tus post's y me alegro de que te guste. Suerte con la hermana...